el incremento también potencial de la delincuencia, los secuestros, robos y otros delitos
Tres razones para comprar seguridad privada
10/05/2016
Sonido de alarmas hogar
¿Para qué sirven las alarmas silenciosas?
13/05/2016
tips-para-mejorar-tus-claves

Cambia tu contraseña periódicamente

Muchas personas obvian el cambio en la contraseña de su sistema de seguridad con alarmas por la comodidad de recordar la clave actual o simple desinformación. Sin embargo, los expertos en seguridad recomiendan que se hagan cambios periódicos en los dígitos para evitar que la clave pueda llegar a ser “descifrable” hacerlo es sencillo. Sigue algunos consejos que te damos a continuación.

Los sistemas de seguridad con alarmas para casas o con alarmas para negocios son dispositivos altamente efectivos a la hora de detectar la entrada irregular de algún intruso. Funcionen con detectores de identidad para su activación o desactivación según fuere el caso.

Por lo general el dispositivo de entrada de esta señal es un teclado y el sistema se programa para detectar la identidad a través de claves de seguridad o contraseñas de usuarios. Las claves son de uso personal por razones extremadamente obvias. De hecho, de la discreción que se tenga dependerá en  gran manera el éxito de los sistemas de seguridad.

Con el ingreso de esta clave se dará la orden al dispositivo de seguridad de activarse o no. Por supuesto, una vez se corrobore que el dato es correcto y el sistema entienda que la información se concatena con la voluntad del propietario.

La clave de seguridad o contraseña de resguardo es el grupo de códigos secretos que cada usuario debe poseer para activar o desactivar un sistema de seguridad con alarmas. Este código se ingresa a través de los dígitos de un teclado y sirve para dar a conocer la voluntad o no del propietario de activar el sistema de seguridad.

Existen varios tips muy útiles para lograr que las claves de la alarma sean realmente efectivas. Sin embargo, lo más importante es que el usuario sepa cómo hacer uso de esa contraseña en el momento indicado.

Este sistema es altamente efectivo para verificar la veracidad de los sistemas de seguridad con alarma. De hecho, es la mejor forma de saber si la voluntad del usuario está siendo respetada y dar el visto bueno a la orden que se le está dando al sistema.

Aunque durante años se ha comprobado su efectividad, las claves de seguridad también necesitan ser muy seguras. Las claves de seguridad o contraseñas pueden también ser un arma de doble filo. De allí la importancia de usarlas como debe ser y sin condiciones o limitantes. Para conocer cuáles son las recomendaciones para establecer definitivamente esta clave de seguridad es vital que el cliente mantenga constante comunicación con la empresa que le presta servicios de seguridad con sistemas de alarmas.

Ante las posibilidades de peligro o los aspectos que hacen de su clave un código vulnerable lo mejor es blindarla a tiempo. Considerar algunas variables importantes que nos ayudan a blindar nuestra contraseña es vital para que sea fuerte. Recordemos que mientras más segura sea nuestra contraseña de acceso o clave de seguridad, más seguro será el sistema en general.

Por vía de paréntesis es útil referir que los expertos en sistemas de seguridad coinciden con la importancia de garantizar que el cliente tenga una clave de seguridad que realmente sea confiable ya que de esto dependerá en gran manera el éxito de los esfuerzos que se realicen en materia de resguardo, una contraseña muy débil puede significar el fácil acceso de ladrones o intrusos e incluso podría hacerse inútil el haber instalado en casa un sistema de seguridad con alarmas.

  • Hágala secreta y no predecible: esto es vital. Mientras más personas conozcan su contraseña más propenso está usted a sufrir accidentes por ello es vital que no se comparta con muchas personas ni aunque se consideren de confianza.
  • Dígitos y caracteres especiales: por lo general las claves o contraseñas de seguridad son más seguras cuando están conformadas por varios caracteres distintos. Es decir letras y números o números y símbolos. Esto dependerá en buena parte de la configuración del teclado. Sin embargo es vital que estén combinados.
  • Tamaño adecuado; las claves de seguridad por lo general vienen condicionadas para un número de dígitos que no suele ser menor de ocho. Sin embargo, de no ser así es muy importante que el propietario no coloque claves muy cortas o demasiado largas.
  • Actualice cada 6 meses: renueve su clave para que sea más fresca y menos predecible. Es recomendable hacerlo cada seis meses o menos y puede lograrlo con la ayuda de los expertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − 7 =

Comparar ahora