Escoge los sensores correctos y cuida su ubicación

La mayoría de los sistemas de seguridad con alarmas, tanto de alarmas para casas, como de alarmas para negocios, poseen sensores de movimiento que determinan el accionar del equipo al detectar movimiento en el área a proteger. Sin embargo, existen varios tipos de sensores de seguridad y las alarmas pueden integrar uno o varios de año. A continuación algunos ejemplos de los más usados en España.

Como ya sabrás, la mayoría de los sistemas de seguridad vienen dotados de sensores de movimiento. Los sensores de movimiento son dispositivos electrónicos capaces de detectar las ondas generadas por el movimiento en el área a proteger e inmediatamente ordenar la detonación de las sirenas de la alarma o el alerta a la central receptora.

Los sensores de movimiento son altamente útiles en el mundo de la seguridad privada. No solo proporcionan importantes aportes en los sistemas de seguridad, sino también en puertas, portones y otros dispositivos de acceso alrededor del mundo.

Comparador Alarmas
¿Ya usaste nuestro comparador de precios de alarmas?
Comparar Precios de Alarmas

En el caso de los sistemas de seguridad con alarmas lo más común es que estén ya equipados con sensores de movimiento. Como ya comentamos, estos sensores serán los encargados de detectar cualquier situación irregular que se presente en el inmueble, en cualquier momento del día.

Como los sensores de movimientos están presentes en los sistemas de seguridad con alarmas, por lo general los usuarios creen que no hay posibilidad de integrar otros sensores al sistema, lo cual no es así.

Obviamente, los sensores de movimiento son muy recomendados para determinar la efectividad de alarmas para casas o de alarmas para negocios. Sin embargo, el trabajo de los sensores de movimiento se puede complementar con el de otros sensores que también resultarán muy útiles para ofrecer al usuario un sistema de seguridad integral.

Detectar el movimiento resultará vital para proteger un área de la entrada de intrusos. Sin embargo, otros sensores complementarios permitirán que la alerta sea más certera, o inclusive ofertar protección al inmueble antes de que el intruso logre ingresar al interior de la propiedad.

A continuación te comentaré un poco acerca de los sistemas de seguridad que poseen otros sensores y cuál es la función de cada uno de ellos.  

Sensores de movimiento

Son los sensores que por lo general están incluidos en los sistemas de seguridad con alarmas convencionales. Son dispositivos que perciben las ondas de movimiento dentro de un área determinada y son capaces de emitir alertas inmediatas en cada repetición del movimiento. Deben estar presentes en todos los sistemas de seguridad con alarmas.

Sensores de vibración

Son sensores capaces de detectar todo tipo de vibraciones que pueden registrarse en el inmueble, aún aquellas que se están registrando antes de que el intruso ingrese en el lugar. Es decir, cuando intenta abrir puertas, ventanas, paredes, techo o merodea por la zona, por este motivo suelen instalarse detrás de puertas y ventanas

Sensores perimetrales

Estos sensores de instalan en el área externa de la propiedad. Es decir, afuera de la vivienda o del negocio. Son extremadamente útiles para detectar los riesgos de forma temprana, pues son capaces de percibir el movimiento del intruso, antes de que logre ingresar en la propiedad y emiten su alerta de forma inmediata. Gracias a estos sensores perimetrales se han evitado gran cantidad de robos, especialmente en casas.

Sensores de vidrios rotos

Pueden incluirse en los sistemas de seguridad pero son específicos para áreas donde las paredes son de cristal, como decoraciones con exposición al jardín o al área de piscina. Como sabemos, este tipo de pared es muy hermosa, pero también muy riesgosa. Estos sensores se ubican sobre el cristal y detectan cualquier intento de violentar el vidrio.