Un 6% de los hogares españoles ha sufrido intentos de robo en los últimos cinco años. Así lo confirma una encuesta de la OCU presentada este año que asegura que en la mitad de las casas el robo se acabó produciendo con sustracción de objetos por un valor medio de 3.270 euros.  Aunque estos datos son inferiores a los de otros países europeos como Italia o Bélgica, con un índice del 13%, más del doble que en nuestro país, siguen siendo significativos. Generalmente el temor a que se produzca un robo en nuestro hogar se despierta principalmente cuando se produce un incidente de este tipo en alguna vivienda cercana a la nuestra. El informe consultado de la OCU constata que es mayor la sensación de inseguridad entre la ciudadanía que el riesgo real a que se produzca un robo.

¿Es importante dónde vivas? Pues parece que si. Por comunidades autónomas, destaca el alto índice de robos en Madrid, seguido de Castilla-La Mancha, Andalucía, Murcia y Cataluña. En el otro extremo está Castilla y León, la región con menos robos.

Cuándo aumentan los robos

El estudio de la OCU desvela también cuáles son los momentos más propicios para la comisión de este delito. Más de la mitad de los robos (el 61%) se produce a plena luz del día y en el 73% de los casos no hay nadie en la casa cuando suceden. Sólo en uno de cada cinco robos en hogares los sustractores coinciden con las víctimas. Los meses vacacionales no son el periodo álgido, ya que sólo acumulan el 18% de los robos anuales. Sin embargo es en estas fechas cuando las viviendas son más vulnerables lo que lleva a los cuerpos de seguridad a intensificar las campañas de concienciación para extremar las medidas preventivas. Las presas favoritas de los ladrones son, según indica este estudio de la OCU, chalés independientes de alto valor económico.

Medidas de seguridad eficaces

La encuesta desvela datos interesantes sobre las medidas de seguridad tomadas en las viviendas. La alarma está considerada el mecanismo más eficaz para evitar intrusiones indeseadas en los estudios de la OCU. Otras medidas seguras son las cerraduras de seguridad, puerta de entrada blindada o acorazada, la existencia de animales para ahuyentar a los ladrones, principalmente perros,  ventanas con cristal antirrobo u oscilobatientes y rejas.

La existencia de varias de estas medidas simultáneamente  y estar siempre alerta aumenta significativamente la seguridad en los hogares. Es hasta 15 veces más improbable que se perpetúe un robo en viviendas que disponen tanto de un sistema de alarma, como de puertas blindadas y ventanas oscilobatientes. En caso de no disponer de ninguno de estos recursos de seguridad, se puede disminuir a la mitad el riesgo de sufrir este tipo de percances sólo con mantener una actitud preventiva y vigilante. La negligencia y descuido dispara las probabilidades de sufrir un robo.

2.000 € de inversión media en seguridad

De media, los españoles gastan cerca de 2.000 euros para garantizar la seguridad en sus hogares. La mejor inversión, según los expertos, es disponer de puertas acorazadas, cerraduras a prueba de roturas y de la acción de un taladro, ventanas de cristal doble y material laminado y un sistema de alarma eficaz. Hay mucha variedad en el mercado que se puede adaptar a las características de cada vivienda y a los recursos de los que se disponga.

Actualmente se pueden encontrar principalmente cuatro mecanismos de alarmas: los sistemas que funcionan con la instalación de cámaras de vigilancia en puntos estratégicos;  los sensores de movimiento; los controles en puertas y ventanas para evitar el acceso al hogar; o las sirenas de alerta que avisan de cualquier irrupción en la vivienda.

El éxito policial también se pone de manifiesto en la encuesta de la OCU: en el 74% de los robos de hogares se consigue identificar a los delincuentes. Sin embargo, únicamente en el 8% de los casos se recupera lo sustraído y más de la mitad de las denuncias se archivan sin conseguir resultados. Los ciudadanos confían en los cuerpos de seguridad para resolver los robos. La mayoría de los casos los propietarios de viviendas afectadas presentan una denuncia.