Las placas de alarmas: cuál es la colocación ideal
Las placas de alarmas: cuál es la colocación ideal
18/10/2017
Consejos para Evitar falsas alarmas
3 consejos para evitar falsas alarmas en tu sistema de seguridad
23/10/2017
Cómo asegurar la puerta de entrada a tu hogar

Cómo asegurar la puerta de entrada a tu hogar

¿Sabías que un alto porcentaje de los robos en inmuebles se realizan con los propietarios dentro? Si conoces este dato ¿por qué no proteges tu casa? Y es que para proteger tu vivienda y a los tuyos es conveniente no sólo instalar una alarma en tu vivienda, sino también poner todas las medias de seguridad posibles en el lugar preferido por los ladrones para acceder a su interior. Este lugar no es ni la ventana ni la chimenea, como los ladrones de la película “Sólo en casa”. Es un acceso mucho más sencillo de lo que podías imaginar: la puerta principal de tu vivienda.

Por este motivo, es necesario que pongas todas las medidas necesarias para  que la puerta principal de tu casa se convierta en una barrera infranqueable. Y en este sentido, debes poner todas las medidas de seguridad posibles en este acceso, además de una alarma de seguridad.

Dicho esto, te vamos a dar algunas medidas con las que podrás asegurar tu puerta desde dentro con el fin de ponérselo más difícil a los posibles asaltantes.

Fomentar los buenos hábitos

La primera medida que te proponemos es básica y muy sencilla, y consiste en fomentar entre los miembros de la familia los buenos hábitos de asegurarse que la puerta ha quedado cerrada en cada entrada y salida, con comprobaciones diarias, así como cerrar la puerta con llave desde dentro. Ten en cuenta que la mayoría de robos a viviendas se realizan por descuidos de sus moradores, al dejarse mal cerrada o mal asegurada la puerta de entrada.

Instalación de cerrojos

Si tu puerta no tiene cerrojo ¿a qué esperas para instalar uno? Aunque puedas pensar que es una tontería los cerrojos cumplen su función perfectamente: asegurar el bloqueo de la puerta desde el interior de la casa. Eso sí, tienes que acostumbrarte tú y los miembros de tu familia a ponerlo cada vez que accedáis al interior de la vivienda, a pesar de que pueda parecer tedioso.

No dejar las llaves puestas por dentro Muchas personas dejan las llaves puestas por dentro de la casa pensando que se lo van a poner más difícil a los ladrones. Nada más lejos de la realidad. Los ladrones utilizan unos potentes imanes con los que logran girar la llave y, por consiguiente, abrir la puerta de la vivienda. Por lo tanto, te aconsejamos que una vez accedas al interior de tu casa, quites las llaves de la cerradura, pues este es un mal hábito.

Cerraduras de seguridad

Si se trata de proteger a los tuyos no escatimes en medidas de seguridad en tu puerta de acceso a la vivienda y apuesta por una cerradura de seguridad de buena calidad. Actualmente existen en el mercado una gran variedad de tipos de cerraduras según la protección que quieras darle a tu inmueble, dada la variedad de métodos de los ladrones para entrar en las casas.

  • Cerraduras de gorjas/borjas.  Estas cerraduras se complementan con unas llaves alargadas en forma de tubo, que acaban en una especie de serreta y poseen doble paleta. Dada la dificultad para hacer una copia de este tipo de llaves, se hacen muy aconsejables para la seguridad de una vivienda.
  • Cerraduras multipunto. Se denominan así porque poseen varios puntos de anclaje, lo que dificulta la entrada de ladrones que se sirven de palancas u otros métodos en los que se utiliza la fuerza, para asaltar las viviendas.
  • Cerraduras empotradas. Estas cerraduras se instalan empotrándose en el perfil de la puerta principal, y son unas de las más utilizadas por los propietarios de viviendas.
  • Cerraduras electrónicas. La tecnología llega a todos los ámbitos y en este de la seguridad no podía ser menos. Este tipo de cerraduras no suelen complementarse con llaves, sino con tarjetas, mandos o códigos. Está muy extendido su uso en establecimientos hoteleros.
  • Cerraduras tubulares. Son cerraduras con un pestillo en el interior del pomo y se utilizan en puertas de las habitaciones de la casa.
  • Cerraduras de sobreponer. Se diferencian de las empotradas en que, en vez de ir empotradas en la puerta, van por encima, por lo que son más fáciles de instalar que las anteriores. Son invulnerables a la manipulación.

Mirillas

Aunque parezca que es una tontería, muchos asaltos a vivienda se han ejecutado por no saber los moradores quién estaba al otro lado de la puerta. Tener una mirilla te permite comprobar si quien llama al timbre es alguien de confianza o, por el contrario, es algún desconocido.

Refuerzos en marcos

Existen multitud de refuerzos para marcos de puertas y otros apliques para evitar que las puertas se abran después de forcejearlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + veinte =

Comparar ahora